La bodega está en pleno frenesí fermentativo y nosotros os lo contamos

¿Qué está ocurriendo en la bodega en estos días de inicios de octubre? Pues ¡se están desarrollando labores fundamentales! Y es que se están comenzando a elaborar los vinos de la próxima añada 2021.

Pasó la vendimia y los mostos se encuentran en el interior de los depósitos y es entonces cuando comienza el “Trasiego”, los “Remontados” y los “Control de las fermentaciones”.

Vamos por partes, conozcamos en qué consisten cada una de estas funciones:

¿QUÉ ES EL TRASIEGO DEL VINO?

Acabada la vendimia se encuba en los depósitos y el líquido que se va produciendo  se traslada  de un depósito a otro, separando el vino limpio de las materias sólidas de la uva y otros sedimentos, que se han producido durante las fermentaciones en el depósito. En estas primeras fermentaciones, los azúcares de la uva se comienzan a transformar en alcohol (fermentación alcohólica). Y la bodega se inunda de aromas típicos.

Estamos en una de las etapas más importantes, no la única, pero si la más llamativa por cuanto cambia el ambiente normalmente tranquilo y calmado de la bodega.

EL REMONTADO:

Su función principal es la de poner en contacto el líquido del vino con los hollejos (pieles y pepitas de las uvas).

Durante la fermentación las levaduras transforman el azúcar del mosto en alcohol y dióxido de carbono, este carbónico sale a la atmosfera a través de la boca superior de los depósitos y en su camino arrastra los hollejos a la parte superior, formando los llamados sombreros de hollejos. Los remontados también nos sirven para regar ese sombrero e hidratarlo, evitando la proliferación de otros microorganismos no deseados

El remontado propicia la maceración del vino, que es esencial para su futuro aroma, color y los taninos que tendrásustancias químicas vegetales y naturales que se encuentran en el vino y le influyen directamente en su sabor, potenciándolo y aportando matices-.

Con todas estas fases comenzamos a elaborar lo que serán los futuros vinos, todo afecta, por lo que todo se intenta hacer con cuidado, mimo y control.